Bloque Errante: Instalación artística a partir de Líquenes del Fiordo de Castro

Con gran originalidad cada año los participantes de Colorearte dan cuenta del tema y desafío propuesto. Colores, texturas y formas, toman un cuerpo de obra. Como es el caso de “Bloque Errante”, la obra de estudiantes de la Escuela Diferencial Antü-Kau de Castro, isla de Chiloé, realizada bajo la guía de la profesora Andrea Krogh y el monitor de arte Estanislao Jorquera.

La profesora nos cuenta cómo ha representado la “Naturaleza del color”, tema de Colorearte del año 2018, en la obra: “Nos basamos en los colores y las formas de los líquenes presentes en los Bloques Errantes de las playas del fiordo de Castro, Chiloé. Los Bloques Errantes, son rocas que quedaron luego del deshielo en el fiordo de Castro, hace miles de años atrás. La exposición al clima y al tiempo, permitió la formación de musgos y líquenes en la superficie expuestas al sol de estas rocas, creando hermosas formas y colores.”

A lo que agrega: “En las playas del fiordo de Castro, hay una gran diferencia de mareas. La playa de Nercón, por la cercanía y buen acceso nos permitió un fácil traslado de la obra y los estudiantes. La obra consiste en 35 piedras forradas con las telas teñidas, que aproximadamente pesan 200 kilos y había que probar diferentes posiciones en la locación antes de que subiera la marea y llegara la lluvia.”

Andrea Krogh cuenta como en un inicio la iniciativa de participación comenzó la presentación de Colorearte tanto a sus estudiantes como a otros educadores, directivos y apoderados. Cuando decidieron el tema particular a trabajar, el desafío que significaba, comenzó a tomar fuerza la motivación. Esta se afianzó y se transformó en compromiso con el proyecto, al experimentar el Teñido por Reserva.

Tal como cuenta la docente, en este proceso, fue esencial es apoyo de los padres, quienes creyeron en la capacidad de sus hijos, acompañaron sus descubrimientos y reconocimientos.

Luego los jóvenes pudieron verificar cómo su idea adquiría forma: los colores y texturas de sus teñidos se vinculaban directamente con las de los musgos y líquenes de los bloques errantes. Este diálogo entre arte y naturaleza es el mismo que ocurre entre los estudiantes con su compromiso por el medio ambiente al tener una experiencia significativa con este. La creación e investigación en arte hizo que ellos observaran y analizaran su entorno. Reconocer el propio paisaje, cómo este va cambiando y cómo podemos comprometernos con nuestro territorio, son parte de los objetivos que logran los aprendizajes del concurso.

Es así como Colorearte aporta a los estudiantes la capacidad de comprometerse, la cual se educa, aprende y trabaja con experiencias de largo aliento, tal como sucedió con “Bloque Errante”, obra diseñada y desarrollada con la metodología de Aprendizaje Basado en Proyectos (ABP), la cual propone el concurso con cinco etapas de desarrollo: Motívate, Investiga, Realiza, Comunica y Reflexiona.

La obra fue seleccionada y distinguida como Fotografía Destacada en el concurso Colorearte, y fue expuesta en el Centro Cultural Gabriela Mistral (GAM) durante octubre 2018.

Además fue parte de las actividades realizadas en la Semana de la Educación Artística “Arte y naturaleza: conciencia en acción” (SEA 2019) realizadas en Escuela Antü-Kau y sigue acompañando a los estudiantes día a día en su sala de clases.

“Bloque errante” será exhibida – tanto la fotografía con la intervención en la playa de Nercón como la instalación de piedras y teñido- en forma itinerante por diferentes escuelas de la provincia de Chiloé durante el segundo semestre del año 2019, con el patrocinio del Museo de Arte Moderno Chiloé, MAM.