La temática de Colorearte 2013, fue la  observación de los bichos de su entorno. Los participantes primero observaron, luego tiñeron telas inspirándose en los colores, formas y texturas de estos pequeños habitantes de nuestro entorno y finalmente realizaron una intervención artística en un paisaje, una playa, un bosque, el desierto o algún lugar emblemático de su localidad, para luego fotografiar en tan solo un día, todas las obras que participaron a lo largo de Chile.